Inicio > Poker Reglas > Reglas para aprender a jugar poker al Seven-Card Stud y Razz
banners9 reducido

Reglas para aprender a jugar poker al Seven-Card Stud y Razz

Compartir en

 

El Razz es muy similar al Stud de Siete Cartas... o exactamente lo opuesto, depende de cómo lo mires. La estructura del juego es la misma, pero en vez de seleccionar la mejor combinación posible de cinco cartas para crear la mejor mano de poker de entre las siete cartas disponibles, el objetivo del juego es crear la peor mano posible. Las escaleras y los colores no tienen valor, y la mano más baja se lleva el bote. Los ases siempre se consideran bajos, por lo que la mejor mano posible es A-2-3-4-5. No se permite incluir pares en la mano de cinco cartas.

 

Reglas del Seven-Card Stud

En el Seven-Card Stud, no hay que usar cartas comunitarias, y hay cinco rondas de apuestas en lugar de las cuatro que existen en el Texas Hold’em y en Omaha. Este juego no tiene posiciones fijas; en cambio, el orden de las apuestas se determina por las cartas que se muestran.

No existen ciegas; en cambio, los jugadores tienen que hacer una apuesta inicial. Cuando los “Antes” han sido colocados en la mesa, cada jugador recibe tres cartas, dos bocabajo y una boca arriba, la cual es invisible para todos los jugadores.

El jugador con la carta más baja debe tomar la iniciativa y hacer la apuesta inicial, llamada también “Bring-In”. La apuesta suele ser por la mitad del valor de una pequeña apuesta en partidas con límites fijos.

El siguiente jugador en la acción es el situado a la izquierda del jugador que hizo la apuesta inicial, y la apuesta continua hacia la izquierda hasta que todos los jugadores hayan decidido en su turno.

Posteriormente, se reparte una cuarta carta a los jugadores –conocida como “Cuarta Calle / Fourth Street”- que siguen en la mano. En esta ocasión, la ronda de apuesta se inicia con el jugador que mejores cartas tiene.

Tanto la quinta como la sexta carta siguen el mismo procedimiento que la anterior. La única diferencia es que estas son repartidas bocarriba y el jugador que comienza las rondas de apuestas es el que tenga las mejores cartas.

La séptima y última carta se reparte bocabajo, y el jugador con las mejores cartas bocarriba comienza la ronda de apuestas final. Si más de un jugador sigue en la mano al final de la ronda final de apuestas, se produce el showdown, y el jugador que muestre la mejor mano de cinco cartas se lleva el bote.

Como su nombre indica, cada jugador recibe siete cartas en total en el Seven-Card Stud, y por esa razón puede ser jugada por el mismo número de jugadores a la vez, al igual que ocurre con el Texas Hold’em. Realmente, en una mesa llena de ocho jugadores, no habrá suficientes cartas en la baraja, aunque resulta improbable que todo el mundo se quede hasta la mano final.

En ese caso, la última carta se coloca bocarriba sobre la mesa como si fuera una carta comunitaria, pero las demás siguen siendo cartas individuales.

Apuesta doble en la Cuarta Calle

Una situación especial nos solemos encontrar en la segunda ronda de apuestas en el Seven-Card Stud si un jugador tiene una proyección de pareja. Es decir, si las dos cartas bocarriba tienen el mismo valor.

En este caso, el jugador/a tiene la opción bien, de realizar una apuesta mínima, como de costumbre, o apostar el doble de ese mínimo.

Reglas del Razz

El Razz es muy similar al Seven-Card  Stud, o todo lo contrario, dependiendo de cómo se mire.

La estructura del juego es idéntica, pero en lugar de hacer la mejor mano de cinco cartas de las siete que se reparten, el objetivo es hacer la peor mano posible.

Las Escaleras y Colores no tienen ranking, y la mano más baja gana el bote. Los ases son considerados como cartas bajas, por lo que la peor mano posible es A-2-3-4-5.

No se permiten incluir parejas en la mano de cinco cartas.

¿Cómo jugar al Razz Poker?

Al igual que en el Seven-Card Stud, la partida se inicia con todos los jugadores realizando una apuesta inicial (Ante). Cada jugador recibe tres cartas, dos bocabajo y una bocarriba.

En Razz, el jugador con la carta más alta debe hacer la apuesta inicial (Bring-In), una diferencia con respecto al Seven-Card Stud, donde el jugador con la carta más baja es el encargado de empezar la mano.

A diferencia del Texas Hold’em y Omaha, no ha posiciones fijas en el Razz ni en el Stud. Los jugadores actúan en el sentido de las agujas del reloj en la primera ronda, empezando siempre por el que ha realizado la apuesta inicial.

La apuesta inicial suele ser la mitad del tamaño de una apuesta mínima, aunque también se permite hacer una apuesta mínima completa.

El primer jugador a la izquierda del que haga la apuesta mínima puede optar por retirarse de la mano, igualar la misma cantidad o subir la apuesta. El siguiente jugador puede retirarse, igualar la cantidad, subir la cantidad o hacer una nueva subida en caso de una anterior.

Todos los jugadores restantes en la mesa tienen las mismas opciones.

Cuando se ha completado la primera ronda de apuestas, todos los jugadores que queden en la mano reciben una carta bocarriba dicional. Ahora, el jugador con la carta más baja comienza la segunda ronda de apuestas, que funciona de la misma manera que la anterior.

Tras ella, se reparten otras dos cartas adicionales, bocarriba, y se hace una ronda de apuestas por cada carta que se reparte. Para finalizar, la última carta se entrega bocabajo antes de iniciar una nueva ronda de apuestas.

Si dos o más jugadores consiguen permanecer en la mano hasta el final, tendremos que enseñar las cartas. El jugador con la mano más baja posible, gana el bote.