Inicio > Poker Reglas > Reglas básicas del Five-Card Draw – Aprende a jugar a Poker
5 cards drawbueno

Reglas básicas del Five-Card Draw – Aprende a jugar a Poker

Compartir en

El Five-Card Draw es la variación clásica del poker, la cual es probable que te guste aprender, sobre todo si estás con personas mayores y podéis jugar en las mesas de casa con cerillas y pequeños céntimos. 

Es muy fácil de aprender y jugar, ya que todas las cartas permanecen ocultas y el juego necesita un poco de suerte, y algo menos de habilidad que en la mayoría de variantes del poker más modernas.

No es una variación que se suela jugar normalmente en los casinos hoy en día, pero varias salas de poker online suelen ofrecer este tipo de variantes del poker.

¿Cómo jugar al Five-Card Draw?

Para comenzar a jugar al Five-Card Draw lo que hay que hacer es repartir cinco cartas a cada jugador, pero las manos de cada uno pueden cambiar considerablemente después de su reparto.

También hay un menor número de ronda de apuestas que en las otras variantes del poker.

Five-Card Draw se juega con ciegas, al igual que el Texas Hold’em, pero aquí la figura más común es el “Ante”, una pequeña cantidad apostada por todos los participantes antes de que se repartan las cartas.

Cuando los antes están ya en el centro de la mesa, se reparten las cinco cartas ocultas a cada jugador. Las cinco deberán permanecer así y no pueden ser vistas por nadie hasta que se muestren.

Primera ronda de apuestas

El jugador a la izquierda del Crupier/Dealer, es el primero que comienza con la ronda de apuestas. Este puede elegir entre abandonar la mano o hacer una apuesta de apertura.

Los jugadores que van tras él pueden abandonar, ver la apuesta o subir la apuesta inicial.

Cuando todos los jugadores han tomado su decisión en la primera ronda de apuestas, es el momento del cambio de cartas. Los jugadores que queden aún en la mano pueden intercambiar algunas o todas sus cartas.

Si un jugador decide no intercambiar ninguna de sus cartas se suele conocer como “Standing Pat”.

Por lo general, quiere decir que tiene una mano muy fuerte pero, obviamente, también puede servir para esconder una mano semifuerte, la cual puede engañar a un oponente y dejarle fuera de la mano.

Psicología a la hora de conseguir tu mano

En el Five Card Draw, la psicología a la hora de conseguir tu mano es muy importante, y más cuando se trata de apuestas.

Por ejemplo, si tienes una pareja en tu mano, el sentido estadístico te hará mantener esas dos cartas y desechar las otras tres para mejorar tu mano.

Para tratar de engañar a los demás jugadores, a veces puedes deshacerte de una o dos cartas para hacer menos obvio que tienes una pareja. Del mismo modo, si un jugador solo se está deshaciendo de una carta, es que trata de completar un color o una escalera, lo cual supone que tiene una mano potente.

El objetivo es no ser un jugador predecible, por lo que es buena idea variar el número de cartas en las diferentes situaciones, a pesar de que las posibilidades de mejora de la mano  con el máximo número de cartas también es una idea importante.

La segunda ronda de apuestas

Una vez que todos hayan intercambiado sus cartas, hay una segunda y última ronda de apuestas, que comienza con el primer jugador a la izquierda del Dealer, quien aún sigue en la mano.

De nuevo, los jugadores que queden en ella pueden abandonar, ver las apuestas o subirlas.

Mostrando las cartas

Si dos o más jugadores siguen en la mano después de una última ronda de apuestas, se muestran las cartas al centro.

El jugador con la mejor mano de poker con cinco cartas de acuerdo a la clasificación regular de las manos de poker es el que se lleva el bote.